Skip to content
Narrow screen resolution Wide screen resolution Auto adjust screen size Increase font size Decrease font size Default font size

Grupo Colombófilo Gomera

Inicio arrow El Club arrow Reglamentación arrow Reglamento Interior
Reglamento Regimen Interior PDF Imprimir E-Mail
escrito por webmaster   
jueves, 06 de marzo de 2008

Sección 2ª

La Junta Directiva


ARTÍCULO 8.- La Junta Directiva, es el órgano de gobierno del Club ejecuta los acuerdos de la Asamblea General y ejerce las funciones que los Estatutos del Club le confieren.

ARTÍCULO 9.- Sin perjuicio de lo establecido en los Estatutos, se establece lo siguiente respecto de la Junta Directiva:
    a) Las Sesiones de la Junta Directiva no serán públicas.
    b) El Presidente dirige y ordena los debates en el seno de la Junta Directiva.
    c) Ejercer las competencias delegadas por la Asamblea General.
    d) Las Actas de la Junta Directiva se transcribirán en libro distinto de las sesiones de la Asamblea General.
    e) Tanto en las sesiones como en las reuniones de la Junta Directiva, el Presidente podrá requerir la presencia de socios no pertenecientes a la Junta Directiva al objeto de informar en lo relativo al ámbito de sus actividades o de alguna cuestión.

ARTÍCULO 10.-
  1. El Presidente podrá nombrar de entre los miembros de la Junta Directiva, una Comisión Permanente que tendrá como misión resolver asuntos de trámite, los que requieran decisión urgente y aquellos otros que le pueda delegar la propia Junta, con especificación concreta de las facultades, previo acuerdo expreso de la misma, plazo y punto definitorios.
  2. El Presidente convocará la comisión Permanente cuando lo considere oportuno, quedando válidamente constituida con la asistencia de la mitad más uno de sus miembros. Sus acuerdos serán adoptados por la mitad más uno de los miembros presentes, decidiendo en caso de empate el Presidente, y, de ellos, se dará cuenta a la Junta Directiva.
ARTÍCULO 11.-  Todo miembro de la Junta Directiva o comisión respectiva estará obligado a comparecer ante la Asamblea General, cuando ésta así lo acuerde, al objeto de responder a las preguntas que se formulen sobre su actuación.

Sección 3ª

De los órganos delegados


ARTÍCULO 12.-
  1. La delegación de atribuciones requerirá, para ser eficaz, su aceptación por parte del Delegado. La delegación se entenderá aceptada tácitamente si en el término de tres días hábiles contados desde la notificación del cuerdo, el miembro u órgano destinatario de la delegación no hace manifestación expresa ante el órgano delegante de que no acepta la delegación.
  2. Las delegaciones de la Asamblea General  en el Presidente o en la Junta Directiva y las del Presidente en esta última, como órgano colegiado, no quedarán revocadas por el mero hecho de producirse un cambio en titularidad de la Presidencia o en la composición concreta de la Junta Directiva.
  3. La modificación de las delegaciones habrá de adoptarse con las mismas formalidades que las exigidas para su otorgamiento.
  4. Si no dispone otra cosa, el órgano delegante conservará las siguientes facultades en relación con la competencia delegada:
                a) La de recibir información detallada de la gestión de la competencia delegada y de los actos o disposiciones emanados en virtud de la delegación.
                b) La de ser informado previamente a la adopción de decisiones de trascendencia.
                c) Los actos dictados por el órgano delegado en el ejercicio de las atribuciones delegadas se entienden dictados por el órgano delegante, correspondiente, en consecuencia, a éste, la resolución de los recursos que puedan interponerse.

ARTÍCULO 13.-
  1. El órgano delegante podrá avocar en cualquier momento la competencia delegada con arreglo a la legislación vigente sobre procedimiento administrativo común. En el caso de revocar a delegación, el órgano que ostente la competencia originaria, podrá revisar las resoluciones tomadas por el órgano delegado en los mismos casos y condiciones establecidas para la revisión de oficio de los actos administrativo.
  2. Ningún órgano podrá delegar en un tercero las atribuciones o potestades recibidas por delegación de otro órgano.
  3. La delegación de atribuciones se entenderá que es por término indefinido, salvo que la resolución o acuerdo de la delegación disponga otra cosa, o la temporalidad de la misma se derive de la propia naturaleza de la delegación.


Modificado el ( lunes, 07 de abril de 2008 )